Publicado el Deja un comentario

Comparación entre el precio del butano y las tarifas eléctricas del hogar: ¿qué compensa más al usuario medio?

El hogar se alimenta de suministro eléctrico para poder disponer de luz, gas y electricidad, de manera que se encuentra en nuestras manos el escoger la mejor tarifa y el sistema que mejor convenga. El objetivo consiste en lograr la eficiencia energética. En la actualidad resulta cada vez más sencillo adquirir sistemas que garanticen un ahorro en el consumo al tiempo que se estabiliza el dinero en la factura mensual.

Las agendas de las autoridades se han preocupado en establecer políticas medioambientales que contribuyan a frenar la capa de efecto de invernadero generada por la sobreexplotación de combustibles y materiales como el petróleo o el plástico. En un intento por mitigar el impacto que esta crisis climática irreversible revierte en el presente, los expertos de sectores de la energía han desarrollado nuevas tecnologías que permiten extraer los beneficios de las fuentes de energía renovables, que además de ofrecer un servicio gratuito, son inagotables y proceden de manera directa de la propia naturaleza.

Comparar bombonas de butano o contratar una tarifa de consumo eléctrico

Antes de aventurarse a instalar un determinado sistema, debes asegurarte de una serie de análisis que se recomendarían realizar:

  • En primer lugar, sería conveniente revisar las características del hogar, es decir, su disposición y distribución de los espacios. Este aspecto, pese a parecer irrelevante, puede salvarnos de realizar instalaciones por encima de nuestras necesidades. Las habitaciones pueden variar con respecto a la de los vecinos, por eso, está bien dejarse aconsejar por ellos, pero cada casa es única y exclusiva.
    • Dentro de este apartado es necesario destacar también si se trata de un piso habitual o de una residencia vacacional que se ocupa en determinadas y puntualizadas estaciones del año.
  • El uso que se le vayan a otorgar a los espacios de la vivienda. Si , por ejemplo, la unidad familiar comparte la mayor parte del tiempo en el salón, no será necesario que se monte un sistema de calefacción en los dormitorios, ya que por las noches no es recomendable encenderlos tampoco.
  •  Por último, la zona geográfica. Vivir en la metrópolis no precisará el mismo sistema que otro inmueble localizado a las afueras o en el rural. Incluso, dentro de un mismo bloque, la cantidad de sol que recibe el primer piso y el último no es la misma. Estos factores, por muy pequeños e insignificantes que se vean, influyen en el establecimiento de una instalación de consumo energético.

Una vez se han tenido en cuenta estos factores, los usuarios podrían ya pensar en sistemas que mejor convenga. En este sentido, destacaremos algunas características para ayudar a definir:

  • El bombonas de butano poseen un precio fijo que es regulado por el Gobierno, para que sea accesible a la ciudadanía. Este revisión de este importe, a día de hoy, se ha paralizado hasta septiembre de 2020 debido a la expansión de la Covd-19. Por lo tanto, los usuarios lo pueden adquirir a cantidad de unos 13 euros por botella. 

Por su parte, las facturas eléctricas constan de un presupuesto variable en función de la cantidad de consumo eléctrico que se haya empleado en el hogar y la potencia eléctrica contratada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *